Un escenario inesperado

¡Nuestra hermosa geografía y querida Nación podría desbarrancar…!!!
¡¡¡No entrelazar nuestras manos -la gran mayoría- antes del latente salto al vacío!!!
La idea básica de la movida fue presentada. Sumar voluntades es sensato.
Además de quienes ejercen poder, aquellos que pueden construir futuro.
Lo anticipó José Hernández… hace tiempo en el Martín Fierro…
Podemos renacer vigorosamente, cooperando cada uno desde su Espíritu.
Dejar atrás la grieta. Finalmente un triste recuerdo. Otro NUNCA MÁS.
La más preciada esencia personal -dará carácter- conformando un equipo de todos…

Transitamos una incertidumbre indescifrable creada por nosotros. Cada uno puso “algo”.
Claramente: A Rio Revuelto Ganancia de Pescadores…, el dicho nos traspasa.
¡Hago la mía! Tal impulsividad egocéntrica crea el ámbito hostil donde habitamos.
Agrandan su opulencia y en simultáneo crean más dolor social y mayor pobreza.
Claro que sí: El talento y la picardía conviven. El primero cotiza bajo.
La otra intenta conciliar, tener serenidad en su consciencia…, desestresarse.
En época de notables avances tecnológicos y en la puerta de nuevos paradigmas.
Nuestra conducta social exhibe rasgos críticos, tóxicos, insanos. Inhumanos.

¿Cuál es el comportamiento apropiado en esta coyuntura…?
Si no sientes bienestar con nadie en ningún lugar. Es tu Espíritu que llora.
¡Es innegable… la esencia superior de nuestra existencia, quiere otra cosa!
¡Basta! De vivir divididos meciéndonos en un mar de más de lo mismo, siempre.
Simplemente nos sucede… No hacemos lo que tenemos que hacer. ¡¡¡Vivir con Honor!!!
Comportarnos como SERES HUMANOS… si con mayúscula… creando otra realidad.
Pensar bien y actuar bien son causa inexorable para vivir con alegría y sin pesares.
Cosechamos la misma tonalidad de la semilla que sembramos.

Estamos atrapados en una mega telaraña de pensamientos negativos.
Por esta razón la voluntad general languidece… No conviene seguir así.
Ocurre lo que no queremos. No es natural estar en contra, con violencia.
Una gran decisión individual<>colectiva es la Esperanza… ayudará a recomenzar.
Esperemos lo mejor… más todavía si es una decisión mayoritaria, predominante.
Naturalmente… decidir inteligentemente con el “pensamiento consciente”.
Somos internamente iguales a un bosque encantado…
En nuestro interior existe una extensa red… ¡¡¡Todo está interconectado!!!

Externamente habitamos –también- en una inefable mega red.
Por lo tanto la interconexión es continua, a veces ocasional o también dirigida…
Incontables veces el piloto automático fue el gran timonel…
En la sinapsis dialogan las neuronas entre mil millones de enlaces.
Si no miramos dentro y hacemos algo… la sombra mantendrá su vigor.
Emitir mensajes es su habitual actividad. Neuro transmisión entre cuerpo y cerebro.
Así se generan las respuestas que cambian nuestra experiencia.
Merecemos vivir muchísimo mejor… y no depende solo de a quién elegimos.

Mientras el panorama y las perspectivas se obscurecen con la incertidumbre.
La Esperanza y la Fortaleza desafían a la trilogía: abulia, apatía y miedo.
Tamaña orfandad se amamanta en la indecisión y la falta de coraje.
Escuchas y piensas en simultaneo…
Confrontando entras en el juego de la distopía, de la controversia y zas…
Nuevamente caíste en la impulsividad y la verborragia.
Se valiente… y duda, atravesarás la penumbra y saldrás adelante...
No estamos aquí y ahora para mal vivir…

Hasta la próxima: Juan Báez



© 2019 Aristotelizar.com.ar | Todos los derechos reservados. | By ConfianzaPYME