Debatir… sin sentido…

Debatir… sin sentido…

La confianza mutua ha sido reemplazada por la controversia y el belicismo.
Las autoridades y la oposición niegan la existencia de emergencia…
Los inquilinos del poder quieren permanecer. Eso les importa.
Los partidos políticos están vacios de ideas superiores.
Por tanto la incompetencia y el apetito por el poder marchan adelante.
La cruda realidad nacional no tiene parangón con alguna época del siglo veinte.
La esperanza ha desaparecido de los lugares que solía frecuentar.
Tener fe en este tiempo, requiere poner en juego lo mejor de cada uno.

El debate de ideas simples y/o superiores está obstruido por la riña de egos.
Nuestra Identidad Nacional está distorsionada, claramente naturalizamos la decadencia.
Hay cosas que no se ven… sin embargo suceden y existen y tienen influencia en nosotros.
Una cooperación inaudita… en todos los ámbitos… sobre…
Acciones basadas en avaricia, odio, falta de respeto e ignorancia. ¡Hago la mía!
Irrevocablemente retroalimentan el sufrimiento, creando más pobreza.
Las acciones opuestas de… generosidad, amor, respeto y sabiduría,
Inequívocamente generan alegría, felicidad y bienestar.

El origen de la palabra comunicación proviene del latín…
Significando una puesta en común, compartir y comprender.
Hacer participar a dos o más de una cosa frecuente... el mensaje que se da...
Comunicar significa utilizar un soporte común (el lenguaje)
Para que dos o más entidades compartan un conocimiento determinado.
Si el mensaje manipula, está construido por medias verdades o media mentira…
Por tanto resulta difícil entender… razonar. La desorientación y el desencanto continúan.
Simplemente el engaño o fraude prosiguen el juego.

Si consideramos crear un mejor futuro para la humanidad.
Los principios para una vida simplemente sabia, son básicos y universales.
Están íntimamente emparentados con los 7 valores fundamentales de la democracia:
Libertad, Igualdad, Justicia, Respeto, Participación, Pluralismo y Tolerancia.
Estas palabras expresan su práctica comprobada en 100 orígenes diversos, de antaño.
Hace 50 años se enseñaba en las escuelas. Acciones cívicas, idealismo, patriotismo…
Eran anhelos supremos… soñar despierto… alcanzar grandes metas.
Integramos una Nación excelsa de recursos de todo tipo. ¡Cómo no soñar!

En este último tiempo… miramos para otro lado… hacia ningún lado significativo.
Algunos son convocados a marchas y protestas, reciben un pago y miran sin ver.
Una locura envolvente… reclamar mejores ingresos para otros, pagos convocados.
Nos auto excluimos de la dignidad… La degeneración social aumentó.
Nuestro comportamiento en particular y general es un insulto a la inteligencia humana.
Acompañamos con desgano, sumando al problema. Desistiendo distorsionamos.
Si queremos renacer como Nación, antes debemos morir a lo que estamos viviendo.
Nadie lo hará por nosotros. Nosotros somos los que estábamos esperando.

Hasta la próxima: Juan Báez



© 2018 Aristotelizar.com.ar | Todos los derechos reservados. | By ConfianzaPYME