2001 hasta ahora

2001 hasta ahora

Desde el “corralito” hasta hoy, vivimos muchas experiencias.
Saqueo<>Orden<>Caos<>Desconcierto<>Manipulación<>Degradación
Todas vivencias fuertes, que brindan aprendizaje. Y dolor, obviamente.
El problema más importante, sigue siendo el mismo, desde entonces.
Nuestra inmadurez social, a la hora de resolver asuntos comunes.
¿Y la emergencia…? ¿Salimos alguna vez de ella…?
¿Nuestra actual situación social-política y económica… cómo es?
Unos contra otros… la mayoría salvándose a sí mismo. ¿No hay emergencia?

La inteligencia argentina es reconocida en el mundo.
Tenemos hombres y mujeres que son referentes en el planeta.
Talento hay… Hasta ahora no fue empleado para atender la emergencia.
Existe un circuito virtuoso, infalible, que podemos utilizar.
Generando el clima interno, íntimo, necesario para vivir más y mejor.
Este comportamiento expandido prepara un clima externo saludable.
Específicamente se trata de ser coherente dignamente.
Las emociones positivas crean ideas y pensamientos positivos.


Esa energía mental fluye en sentimientos equivalentes. 
Esta combinación inteligente origina vibraciones de valor para vivir.
Si no tenemos bienestar es porque no transitamos este recorrido ético.
Tamañas vivencias se producen inconscientemente, en piloto automático.    
Dar lo mejor de sí mismo debiera ser nuestra política de cabecera.
Siempre resultaremos beneficiados por sus efectos benevolentes.
No es posible un resultado contrario.
Salvo que lo preceda una intención mezquina o egoísta.

Cosecharás tu siembra, es una frase admitida y cierta.
Las semillas le dan carácter a lo sembrado. Nada menos.
Deduzco que nuestro destino prospero y exitoso. 
Aún permanece en estado de deseo... latente de ser simiente
Cada día pasan cosas por la política empeorando la situación.
Se naturalizaron los problemas y los conflictos,
Nos acostumbramos a vivir entre ellos y con ellos.
Una buena parte de la ciudadanía aún espera que “algo” pase...

Reconocemos al siglo XX como de avances notables, en muchos aspectos. 
En ese lapso, se afianzaron los gérmenes del descomunal retroceso transitado. 
Pareciera que estamos impedidos de vivir mejor.
¡¡Es hora de abandonar el hábitat de confort!!
Promovamos una nueva experiencia. Aquí, ahora, sin demora.
¿Somos conscientes… cada día convivimos en peores condiciones?
¿A qué clase de raza inteligente pertenecemos…?
Los valores y virtudes no están teniendo protagonismo…

Caminamos a la par de las cosas urgentes.
Cuando superamos una, de inmediato aparece otra.
Escasean esfuerzos colectivos proponiendo “algo” en pro del bienestar general.
Esperamos que algún partido resuelva nuestras “nanas”.
Las interrelaciones se degradan, mientras el Poder Judicial se desdibuja.
A ellos no elegimos a través del voto. 
Vivimos en la intemperie jurídica, porque no sentencian a favor del pueblo.
Faltan leyes y normas que nos protejan. Faltan hombres con sentido de Justicia. 

Hasta la próxima: Juan Báez



© 2018 Aristotelizar.com.ar | Todos los derechos reservados. | By ConfianzaPYME