Los enemigos imaginarios

Los enemigos imaginarios

Las medias verdades lideran las perspectivas de reconstrucción del peronismo.
Todos aportan con un claro objetivo: Volver a gobernar.
Quién creó dicho movimiento se nutrió filosóficamente de un prohombre político.
Pericles construyo el Siglo de Oro en Atenas con el progreso y la riqueza social.
Único gobernante de la época  reelecto por la Asamblea en la Ágora.
Pagó de su peculio los daños económicos causados por errores de su gobierno.
Una excelsa mujer apareció en su vida para acrecentar su figura. La Hetaira.
Tamaña imitación no produjo los efectos beneficiosos vividos por los griegos.

Para amplificar el escenario, estamos rodeados de incertidumbres.
¿Cuáles son los tres problemas nacionales más importantes? 
Sin identificarlos, difícilmente podamos pensar para encontrar soluciones.
Por tanto el miedo colectivo es constante y se retroalimenta con más de lo mismo.
Todo ayuda a incrementar la causa principal de nuestro dolor moral y pesar social.
Sin participar de ninguna manera… y sin honestidad en el autoanálisis.
Se contribuye, conscientemente, a mantener nuestra autodegradación.
En nuestra esfera intima (familia, amigos, trabajo) reina la ansiedad y el stress.

Claramente, las medias verdades no son exclusivas del peronismo.
Son la columna vertebral de la política argentina.
Por eso la manipulación está instalada e institucionalizada en la vida nacional.
La inflación, la falta de confianza en nosotros mismos o la incomunicación.
Son características de nuestra personalidad social e inmadurez política.
¡Necesitamos casi siempre que alguien nos salve!
Entre tanto la beligerancia y la destrucción del otro, ocupan la atención.
Nuestras interrelaciones están contaminadas, hay demasiada basura.  

Los enemigos imaginarios viven en la mente de mujeres y hombres.
Ambos participan en las decisiones políticas.
Los ciudadanos no nos pusimos de acuerdo, colectivamente, para vivir peor.
En cualquier entorno, cercano o lejano, las peleas y disputas están en primera fila.
Carecemos de una dirección más inteligente en la cosa pública.
Los circuitos de poder están infectados de corrupción y desidia.
La mentira es parte de la manipulación, sin embargo esta última es más dañina.
La mentira… empieza y termina. La manipulación continúa.

¿Qué es un principio…?
Es una ley natural, inclusiva, general, completa, planetaria.
En su propósito total integra a todos.
Los principios en la vida humana son esenciales… imprescindibles.
Ejemplo: Haz bien a otro. La suma del no hacer bien, genera la violencia…
No causar daño a un ser vivo tiene grandes ventajas y también beneficios.
Te exime de vivir con dolor y culpa. Si… estas exento.
Ese principio bien puede ser la humildad.

Nada que ver con la condición económica o social, a la que se suele referir.
Es nítida la ecuación… escasea la humildad, abundan pobres y desocupados.
Sin autoridad con principios… gobiernan pocos con inocultable egocentrismo,
Por esto… el respeto casi ha desaparecido, mientras se expande la vanidad.
Hablamos de la especie más inteligente sobre la superficie terrestre.
Sobresale negligencia en quienes ejercen el poder.
Una cruda e inocultable paradoja:
Somos parte de una especie en proceso de autodestrucción.

Hasta la próxima:

Juan Báez



© 2018 Aristotelizar.com.ar | Todos los derechos reservados. | By ConfianzaPYME