LA DEMOCRACIA

La democracia de nuestro tiempo, en sus múltiples versiones en el planeta no se parecen a la original, creada por los hombres sabios de Atenas.

La gran diferencia es la matriz ideológica. La ateniense habilitó canales para que las mayorias decidan y controlen la gestión del gobierno de turno.

 

Actualmente es una forma de gobierno en la que los partidos políticos en exclusividad designan sus representantes, quienes, mediante el sufragio universal, libre, igual, directo y secreto, son elegidos por los ciudadanos para un período determinado de tiempo. Las elecciones se efectúan por el sistema de mayoría o de representación proporcional, o por la combinación de ambos. 

El representante elegido es quien ejerce el poder ejecutivo, es decir, el presidente del gobierno. Otros cargos ejecutivos de rango regional o local, lo mismo que cargos legislativos, son también asignados democráticamente mediante el voto.
En suma, la democracia es el gobierno de las mayorías, dando también opciones a las minorías.
La democracia, como sistema de gobierno, existe tanto en un sistema republicano como en uno de carácter monárquico de tipo parlamentario. La figura de primer ministro reemplaza a la de presidente, con atribuciones bastante similares.
La democracia, puede ser entendida como una doctrina política y una forma de vida en la sociedad. Su principal función ha sido el respeto de los derechos humanos, consagrados en la ONU - Organización de las Nacionales Unidas, la protección de las libertades civiles y de los derechos individuales, y la igualdad de oportunidades en la participación en la vida política, económica y cultural de la sociedad.
La mayoría de las democracias tienen una Carta Magna o Ley Suprema como guía para legisladores y ciudadanos, constituyen una garantía para hacer valer los derechos, allí declarados. 

Atenas marcó el origen de la democracia, y tanto Platón como Aristóteles, consideraban democracia al gobierno de la multitud o de la mayoría. Constituyen desde siempre, la mejor fuente de información y referencia respecto a la democracia como forma de gobierno. Etimológicamente, la palabra democracia se encuentra en el griego “δημοκρατία” (democratía), y se compone de los términos “δῆμος” (démos), que puede traducirse como ‘pueblo’, y “κράτος” (krátos), que significa ‘poder’.

La democracia es directa debido a la soberanía del pueblo en asamblea. Efectivamente, cualquier ciudadano puede ingresar y votar, contando además con igual derecho de hablar. Todos los atenienses tenían derecho a la igualdad. Allí, la libertad de los individuos tenía como limites los derechos del Estado y las obligaciones de la disciplina cívica. Los ciudadanos nunca fueron esclavos.
Había libertad tanto en la vida privada como en la vida pública, y se extendía a extranjeros residentes y a toda Grecia, existía una perfecta armonía entre los derechos del hombre y el poder de autoridad.

               ¡Hombres así eran capaces de cuidar a la vez sus intereses y los de la ciudad!

En Atenas, la asamblea fue la cuna de la democracia. En ella el pueblo se educa, obra y hace política como una tarea ineludible de cada instante de la vida cívica. Esa actividad del ágora constituía un deber político, a la vez que un derecho. Aristóteles destacaba, siendo el pueblo dueño del voto, se hace dueño del gobierno.

El ateniense realizaba un juramento cívico al cumplir su mayoría de edad (entre los 18 y 20 años) era un acto solemne, de gran impacto y compromiso cultural y social.

Allí cualquier ciudadano tenía derecho de acusar. Existía la eisangelia, la trascripción del término griego εσαγγελία significa literalmente anuncio. La democracia ateniense aceptaba la denuncia pública que un ciudadano o un magistrado hacía de una acción política o de un presunto delito que lesionaba los intereses de Atenas, tales como un acto de corrupción o un complot. La denuncia se hacía ante la Ekklesia. Si la Ekklesia decidía seguir con la acusación por una mayoría de votos, el dossier era llevado a la Boulé que redactaba entonces un probouleuma (προβούλευμα) para definir precisamente el delito y proponer la sanción. La Ekklesia decidía entonces juzgar ella misma el asunto (con alegatos dirigidos al pueblo) o de llevarla ante la Heliea(en este caso los alegatos se dirigían a los jueces).

Años después apareció Pericles, sobrino nieto de Clístenes, fue quién ordenó la evacuación de Atenas para organizar la defensa de la invasión persa. Esa evacuación fue un verdadero cimiento, determinante y consagratorio para lo que la historia reconoció como Siglo de Oro de Pericles, sin dudas una gran época. La armada ateniense disponía de 200 barcos para enfrentar a los persas. Esquilo dice en sus escritos... luchad y salvad a Atenas de los invasores... Desde Salamina se observaba cómo era quemada la ciudad abandonada.

Temístocles, otro prohombre ateniense, la estructuró militar y políticamente convirtiéndola en una potencia marítima hegemónica de la época. Derrotó a los persas dejando fuera de combate más de 200 barcos dirigidos por Jerjes, hijo de Darío en Salamina, sobre un total de 600 navíos. Aquella batalla apuntaló la preeminencia de Atenas, erigiéndola en capital del Estado, dependiendo de ella más de 200 estados y conformando una vasta red comercial. ....  Temístocles fué el ideologo del estratégico exito militar sobre los persas, mas en la batalla de las Termópilas. Hoy sabemos de ella, en videos que refieren al titulo de Los 300 espartanos. Así se construyó el Imperio Ateniense. Vivieron como nunca antes en toda Grecia. Paradójicamente Temístocles murió en Persia... humillado.

La Acrópolis fue quemada por los persas y los atenienses no la tocaron hasta que vino Pericles.
Este, al asumir emprendió un proyecto personal. Contratando a artesanos de todo el mundo griego, tardó 15 años en realizar la obra. Sorprendió al mundo con el Partenon... el más asombroso edificio de la antigüedad. Empleó más de 20.000 toneladas de mármol para construir aquel glorioso símbolo del imperio ateniense. Fue y es una  genialidad artística. La estatua de Atenea tenía 12 metros de alto, de oro y mármol.
En el 431 ac. presentó un plan para alcanzar la gloria suprema. Derrotar al último enemigo de Atenas, Esparta. Por segunda vez abandonaron Atenas. Pero esta vez la peste arrasó Atenas... más de un tercio de los habitantes fallecieron. Finalmente fue tomado por la peste y murió en el 429 AC.

Si no hay comida cuando se tiene hambre, si no hay medicamentos cuando se está enfermo, si hay ignorancia y no se respetan los derechos elementales de las personas, la democracia es una cáscara vacía, aunque los ciudadanos voten y tengan Parlamento. Escribió Nelson Mandela 



© 2018 Aristotelizar.com.ar | Todos los derechos reservados. | By ConfianzaPYME